Técnicas de aprendizaje de vocabulario

¡¡Hola!! Hoy vengo dispuesta a hacer un artículo útil para el que necesito vuestra colaboración final aportando los métodos que cada uno usa.
Últimamente me he dado cuenta de que mucha gente está aprendiendo nuevos idiomas o por fin le quita el miedo a desempolvar su Workbook de cuando iba a bachillerato. Pero claro, un idioma no es solo aprenderte la gramática, también es aprender mucho vocabulario y puede que esa sea la parte más tediosa o más pesada. Con este artículo me gustaría compartir varias técnicas alternativas al método "lista interminable" que pueden ser interesantes y además funcionan.

Tarjetas


Esta es una técnica bastante útil que a mí, en especial, me está dando bastantes buenos resultados y sé de muchos compañeros y compañeras de mi facultad que la usan desde tiempos ancestrales.
Se trata de cortar pequeños rectángulos y poner por una cara la palabra en un idioma y por la otra en el otro idioma. De esta forma podemos ir alternándolas y se puede practicar tanto vocabulario directo como inverso. 
Además se pueden colorear las que tengan un campo semántico específico. Por ejemplo, si estamos estudiando vocabulario jurídico, podemos colorear las tarjetas que contengan acepciones del campo de civil y de otro color las que sean de penal exclusivamente. 
También cabe la posibilidad de poder poner en lugar de una palabra un dibujo. Muchas personas tienen memoria visual, por lo tanto con imágenes retendrá mejor la información por lo tanto, la palabra del idioma materno puede transformarse en un dibujo claro del concepto que se quiera aprender.
Además la gran ventaja que tienen es que son muy fáciles de transportar así que siempre que vayas a estar mucho tiempo esperando te las puedes llevar y darles un repaso. También te las puedes agrupar por campos semánticos y guardarlas de forma separada con varias gomas.

Método pasivo


Para realizar esta técnica necesitáis el consentimiento de la persona con la que estáis viviendo, bien sea vuestra pareja, bien sea vuestros padres, bien vuestros compañeros de piso. Básicamente es un etiquetado de la casa. Deberéis colocar etiquetas en el idioma que deseéis aprender e los muebles. Estas etiquetas pueden ser de distinto color si son sustantivos, verbos o adjetivos. En algunos muebles con los que se pueden realizar acciones también se pueden poner varias palabras de esas acciones o verbos que se pueden hacer. Por ejemplo junto a la etiqueta de "nevera" se puede poner "congelar" o "conservar". No es nada recomendable poner tantas etiquetas como espacio libre tenga ese mueble porque mucha información satura.
Este al ser un método pasivo, se aprende lento pero sin darte cuenta. Por eso no se debe tampoco saturar con información porque se trata de que el cerebro la capte de manera pasiva y la vaya asimilando. Es un buen método para aprender en grupo.

Campos semánticos

Hay algunos estudios realizados sobre la mente humana y el almacenamiento de las palabras que indican que el cerebro organiza su división de vocabulario en campos semánticos y vínculos de relación. Al igual que esta hay muchas otras teorías todas muy interesantes (os recomiendo que leais mucho sobre el mental léxicon, hay libros en internet como Words in the Mind: an introduction to the mental lexicon Aitchison, Jean) pero como no podemos desvelar en su totalidad qué es lo que el cerebro esconde, podemos intentar almacenarlo de muchas formas. Por ejemplo, los campos semánticos siempre han sido una buena forma de adquirir visualmente un vocabulario. 
Lo ideal de este método es hacerlo de forma esquemática o como un mapa conceptual (que es como muchos estudios indican que está guardado). Así al cerebro se le ahorra la energía de almacenarlo de la misma forma y además, los vínculos los establecemos de una manera más visual. 
Se pueden hacer varios mapas por ejemplo el mapa de la fruta, de la verdura, de los animales del mar, del bosque etc. Lo ideal es hacerlo en plantillas grandes donde se puedan sacar muchas subramas y nuevos núcleos.

Aprendizaje de géneros

Esta técnica la aprendí sobre todo para alemán pero se puede aplicar a todos los idiomas en los que se tiene género. Se trata de coger tres palabras simbólicas que reflejen el masculino, el femenino y el neutro. Por ejemplo en mi caso para el masculino cogí "león", para el femenino "bailarina" y para el neutro "avión". 
Una vez seleccionadas se deberá aprender la palabra con la imagen (mental o dibujada) de una de estas tres figuras con la nueva que queramos aprender.
Por ejemplo en el caso de "puerta" que en alemán es femenina, la relacioné con bailarina, por ejemplo una bailarina estirándose tanto que llegaba al marco superior de la puerta. Con el ejemplo de mundo, que es masculino, me imaginaba al león sobre el mundo como en muchas poses que aparecen leones majestuosos sobre bolas de bronce. 




Básicamente estas son las técnicas que siempre les explico a mis alumnos y las que he usado y por ahora me están sirviendo. Obviamente puedes usarlas todas o centrarte en usar una u otra, pero yo siempre seré de las que piensan que en la variedad está el gusto. 


¿Y vosotros? ¿Qué técnicas usáis? 

6 comments

Curri | 4 de octubre de 2012, 16:00

Para el alemán, yo utilicé pósits que colgaba por la casa con los nombres de objetos (escribía el nombre en el pósit y lo pegaba en el objeto correspondiente). Como en alemán tienen tres géneros, asigné un color a cada género y escribía la palabra en el color de su género y le añadía también el plural (que en alemán, algunos son chungos). Aprendí bastante rápido y, como tengo memoria fotográfica, siempre que veía un objeto y pensaba en su nombre en alemán, veía el nombre escrito con el color de su género. Sin duda, cuando me quite la pereza de aprender otro idioma, haré lo mismo, porque a mí me vino muy bien.

Ahora hace ya mucho tiempo que no practico el alemán y, evidentemente, me he olvidado de la mayoría, pero aún puedo cerrar los ojos y ver los papelitos. :) Sin duda, es el mejor método.

La lástima es que no puedes poner pósits por la calle, el supermercado, etc :)

Inés | 5 de octubre de 2012, 1:50

Jajajaja me encanta, si el mundo estuviese clasificado, aprender idiomas sería más fácil :)
Yo lo de los pósits lo uso en mi habitación porque, como te he dicho, mis padres no están muy por la labor de que llene toda la casa, pero sin duda lo pondré en práctica más adelante en cuanto pueda.

Y como también se ha dicho en twitter, lo de hacer frases con el ejemplo también es una muy buena solución porque además así aprendes esas palabras en contexto.


¡¡Muchas gracias por el cometnario!!

Pcsl | 23 de octubre de 2012, 5:33

Muy interesante. El método de las tarjetas es muy bueno pero a mí me va más lo digital porque al final es difícil retener esas palabras a largo plazo sin un buen control. Por eso, si no lo conoces, te recomiendo que pruebes Anki: http://ankisrs.net/index.html

¡Un saludo!

Inés Alcolea Llopis | 23 de octubre de 2012, 6:25

Vaya, no sabía nada del programa ese. Muchas gracias tanto por el recurso como por el comentario :)
Yo también soy más de digital pero no se puede estar siempre pegada a una pantalla ;)
Besos

Virginia | 20 de diciembre de 2012, 4:15

Me encanta este artículo. Yo también utilizaba el método de las tarjetitas y los colores, como Curri las utilicé con el alemán. Me vino de perlas.

Intentaré probar las otras opciones cuando repase o aprenda algún idioma. Para mí este tipo de métodos son los más efectivos, me da muchísima pereza ponerme con workbooks que suelo completar de rapidez y a veces al día siguiente tengo que volver a repasar porque no recuerdo bien.

Un saludo y mis felicitaciones ^^

Inés Alcolea Llopis | 20 de diciembre de 2012, 5:59

Gracias Virginia por el comentario y sí, a mí también me da pereza las listas en libretas además de que no me parece nada productivo. Terminas aprendiéndote antes el orden en el que van más que las palabras que son...

Publicar un comentario